|

¿CUANTO VALE MI CASA?

Este paso es crucial en el proceso de venta. El precio escogido debe ser el indicado, ya que un precio demasiado elevado alargará el tiempo de venta y, finalmente, obligará a bajar el precio más de lo deseado por haber «quemado» la propiedad en el mercado.

Por tanto es necesario realizar un análisis exhaustivo de tu propiedad, de la zona y de las viviendas con características similares disponibles en el mercado para poner un precio adecuado. Tendremos en cuenta aspectos cómo:

  • La oferta similar en tu zona
  • La demanda en tu zona
  • El estado real de tu vivienda
  • Su ubicación
  • Sus características.

Hay una serie de factores que NO marcan el precio actual de tu vivienda:

  • Lo que pagaste por ella
  • Lo que hayas invertido en mejoras
  • La cantidad que necesitas
  • El importe por el que la vendió tu vecino hace un tiempo
  • Tus sentimientos hacia ella.

Debido a la altísima competencia del mercado inmobiliario y al carácter crítico de los posibles compradores ( ya que disponen de herramientas como internet o asesoramiento inmobiliario) conviene elegir desde el principio el precio ideal para que tu vivienda no se «queme» en el mercado y pierda el interés de posibles compradores.

Es razonable que quieras ganar lo máximo posible con la venta de tu casa, así que es habitual que sientas la tentación de pedir un precio más alto del recomendado. Sin embargo, nuestra experiencia nos ha demostrado que las casas más caras acaban vendiéndose por debajo de su valor de mercado.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.